¿Es lo mismo rehabilitar que reformar una fachada?

627 46 82 81
¿Es lo mismo rehabilitar que reformar una fachada?

Como empresa de rehabilitación de fachadas en Madrid queremos dedicar este nuevo post del blog a diferenciar este tipo de trabajos de las reformas. Continúa leyendo porque, aunque a veces pueden llegar a confundirse, estamos hablando de conceptos diferentes.


Lo primero de todo es tener muy claro que cuando hablamos de reforma nos estamos refiriendo a un trabajo en el que se cambian, se modifican o se sustituyen tabiques, materiales, acabados o instalaciones. No tienen que ser necesariamente elementos que estén en mal estado. En Alman te recordamos que muchas personas optan por contratar este tipo de obras simplemente porque las instalaciones no son de su agrado cuando por ejemplo adquieren un inmueble. Hablamos de reforma por ejemplo cuando se cambian las tejas de una cubierta por otras de más calidad.


En cambio, en el caso de las rehabilitaciones, se cambian, modifican o sustituyen tabiques, materiales, acabados e instalaciones que estén ya en mal estado de conservación o que directamente sean inservibles. Además, cuando se quiere conservar una parte de las estructuras también hablamos de rehabilitación. Se trata de una rehabilitación integral cuando se trabaja sobre la fachada, el tejado, las zonas comunes, las escaleras, los aislamientos o sobre las instalaciones generales del edificio. También hay diferencias entre la rehabilitación de fachadas en Madrid y las reformas en cuanto a los permisos o licencias necesarios. Para hacer una reforma lo más habitual es que el ayuntamiento solicite tan sólo los planos y el presupuesto de ejecución material. En el caso de que se quiera reformar, por ejemplo, el tejado hará falta una licencia de obra mayor. Mismo requisito en el caso de que los trabajos vayan a afectar a la fachada o a la estructura. 

haz clic para copiar mailmail copiado